Tips para ser perseverante en el gimnasio

Tips para ser perseverante en el gimnasio

 

En los gimnasios esta la estación de lluvias y la estación seca, a modo comico. ¿Cuándo es la estación de lluvias? Cuando la gente se propone introducir cambios en su vida e intentan cambiar. Los mejores meses son enero y septiembre, el primero coincide con el año nuevo, y el segundo con el comienzo del año escolar, las dos épocas en las que hay más personas en los gimnasios aplicando nuevas rutinas e intentando quemar los excesos de los tiempos festivos, pero por desgracia, hay también una estación seca, unos meses en los que apenas no hay casi gente en los gimnasios. En los meses de verano, y en los previos a las vacaciones de navidad…

 

Quiero recalcar que estos “trucos” no son mágicos, igual es tu primera vez, la primera vez que buscas un articulo así que te ilumine y que empiece a sonar en tu cabeza algún tipo de música motivadora que te haga levantarte e irte a romper las pesas, literalmente. Nada más lejos de la realidad, lo que tienes que conseguir, aparte de intentar cumplir estos consejos, es conseguir encontrar ese interruptor que le da energía a tu cuerpo y a tu cabeza, y te ayudan a ser PERSEVERANTE…

Vamos a ello…

 

Misma rutina:

Muchas personas cuando se inician en un gimnasio, se limitan  a un par de clases dirigidas (zumba o bodypump, por ejemplo) y en eso se basa su actividad física. Es bueno planificar nuestra actividad física, es bueno seguir un plan de entreno en el que trabajes unos grupos musculares adaptados a tu disponibilidad.

¿A que tampoco te ves todos los días la misma película?, esto es lo mismo, el cuerpo necesita variedad.

 

Prueba con las pesas:

Hay un temor totalmente desinfundado en el que se cree que las mujeres si comienzan a entrenar con pesas se pondrán como los hombres. Esto es imposible ya que las mujeres tienen menos nivel de testosterona en el organismo, lo que provoca que se tarde más en ganar musculo.

Como dije en el otro articulo “Las chicas y las pesas”, los entrenamientos de fuerza son tremendamente beneficiosos.

 

Ten un control de tu progreso:

Cuando vayas al gimnasio tomatelo como un momento de superación y de concentración.  Ten tu rutina controlada, como vas mejorando en el aumento de pesos con las sensaciones que vas teniendo en cada ejercicio. Es importante que controles tus avances para poder ponerte objetivos más duros.

 

Repón energías:

Cuando salgas del gimnasio no tengas miedo de comer o de tomar algún suplemento alimenticio. Los hidratos de carbono y las proteínas ayudan al organismo a regenerar las roturas musculares provocadas durante el entreno. Acentúo, que se debe comer comida normal, no arrearnos un donut o un batido de chocolate.

 

Es tan importante comer bien como el dormir lo suficiente para poder recuperarnos. Durante el sueño es cuando los músculos crecen y se recuperan. El descanso será muy importante tanto para la recuperación como para poder rendir al 100% al día siguiente.

 

 

Calentar y estirar:

Calentar y realizar movilidad articular antes de realizar cualquier actividad física reduce muchísimo el riesgo de poder sufrir cualquier tipo de lesión.

También es muy importante estirar al finalizar la actividad física, entre otros motivos para mantener y/o aumentar la flexibilidad de los músculos que al realizar mucho trabajo de peso las fibras musculares tienden a acortarse.

Busca buenas influencias:

Es bueno que te busques referentes, ya sean cercanos o de famosos, aquellas personas en las que puedas buscar esa motivación diaria para seguir y perseverar en tus objetivos.

Da igual que sea a través de un blog, una cuenta de Instagram o una cuenta de youtube, lo que cuenta es que te motive.

 

No te obsesiones con los abdominales:

Conseguir la famosa “tableta” no es un resultado de estar fuerte o no estarlo, podemos tener un vientre plano, y unos abdominales muy trabajados y que no se nos vean. Esto se debe a la grasa acumulada en el vientre, que tiene una fácil solución, aplicar una dieta hipocalórica y sobretodo… paciencia.

 

Postureo:

El postureo, está nueva tendencia en el fitness. Pero ojo, esto puede ser peligroso si olvidamos cual es nuestro objetivo a la hora de realizar actividad física y hacer que perdamos la concentración o el rendimiento que queremos aplicar.

 

Ególatras:

Cuando lleves un par de meses en el gimnasio y empieces a ver resultados… NO BAJES LA GUARDIA… cuando nos relajamos es cuando perdemos resultados.

 

Ponerse objetivos inalcanzables:

Unos de los problemas que tienen los noveles en el gimnasio es ponerse objetivos inalcanzables en tiempos imposibles.

 ¿Cómo podemos ponerle solución?… muy sencillo

Deberemos ponernos un plan de entrenamiento que este acorde a nuestras capacidades y necesidades, ponernos unos objetivos realizables en un tiempo razonable. Para poder apretar estos tiempos podemos acudir al monitor de la sala fitness o bien contactar con algún profesional del deporte.

Es mucho mejor que consigamos muchos objetivos pequeños y alcanzables, que no conseguir ningún objetivo alcanzable.

 

Piensa que todos los grandes deportistas empezaron con cositas pequeñas, solo han triunfado por perseverar, por cumplir muchos objetivos pequeños…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *